EcoHabitar

EL PORTAL DE REFERENCIA EN BIOCONSTRUCCIÓN

Centro turístico «Suro Gros»

Proyecto de centro turístico sostenible experimental.

Este proyecto consiste en el desarrollo de un centro turístico experimental diseñado para crear un espacio de descanso, regeneración y conciencia ambiental, donde unas veinticinco personas podrán estar en contacto con la naturaleza y con sus diferentes ciclos. El equilibrio ecológico y ambiental se basa en cerrar los ciclos de vida (cradle to cradle). Así, todo lo que usamos vuelve a la fuente, regenerando parte de nuestros impactos en esta era industrial desenfrenada. Los ciclos que se contemplan son: de materiales, energía, agua, aire y de la información.

El centro se ubica en el Alt Empordà en Vilamaniscle, al pie del Parque Natural de la Albera, en las últimas elevaciones pirenaicas antes de que se fusionen con el mar en el Parque Natural del Cabo de Creus y Cadaqués. Está situado en un entorno histórico único, cubierto en buena parte de su territorio por bosques de pinos y alcornoques, y donde se cultivan olivos y viña, elementos biomiméticos a los que recurrimos proyectualmente.

El terreno se compone de dos fincas agrupadas, con un total de 4.002 m², estructurado en terrazas, con pequeños muros de piedra alrededor. Cuenta con vegetación autóctona mediterránea de pino carrasco, encina, y alcornoque, con muy poco arbusto.

El proyecto contempla diversos módulos construidos, el ajardinamiento y la recogida del agua en forma de racimo. Los caminos están marcados por plantas arbustivas aromáticas y cada módulo habitacional tiene como punto de referencia visual un ciprés de bienvenida. Todas estas plantas, combinadas con frutales de especies locales (manzanos, caquis, avellanos, almendros, olivos, etc.), harán de barrera al viento y proporcionarán pasos de sombra. Los canales de agua se interconectan a una piscina natural central con gradas, en la que el agua circulará por bomba solar de bajo caudal.

Principales rasgos proyectuales

1. La edificación se adapta a las energías del lugar (geobiología)

Sin descuidar el deseo de poder apreciar desde el interior las vistas excepcionales de todo el macizo del Canigó y parte de la Albera (que se encuentran en orientaciones noroeste), se han tenido en cuenta el sol, como elemento indispensable para que entre a cualquier punto de la casa en época invernal, y el viento, ya que el lugar está muy expuesto a la fuerza de la tramontana que viene del norte.

2. Integración al paisaje y a la topografía del terreno

Se trata de un paisaje seco y plano donde el horizonte se pierde en la lejanía. Está dominado por bancales de piedra seca y por la estructura en copa de pinos, encinas y olivos, que aportan colorido en tonos terrosos y verdes que van variando de oscuros a claros con el movimiento de las hojas.

Hay dos puntos principales y diferenciados que ayudan a la integración del proyecto.

En primer lugar la búsqueda de colores y texturas dentro de las gamas existentes. A ras de suelo encontramos colores terrosos, y el gris-beige de la piedra tapizado de líquenes claros y verdosos. En esta línea potenciamos el uso de la tierra en los enlucidos de barro o como colorante en morteros. También la piedra, sobre todo en la técnica seca y en el uso de grandes losas inspirándonos en los dólmenes cercanos. A un nivel más elevado aparecen troncos y vegetación arbustiva por lo que es interesante el uso de la corteza del alcornoque (Quercus suber), como árbol autóctono y resistente a los incendios, y de la madera sin barnizar o poco elaborada.

En segundo término, está la integración topográfica y volumétrica en la que utilizamos dos estrategias: enterrar las caras noroeste de la mitad de los volúmenes para conseguir que desde arriba no se vean y elevar el resto a la altura de integración visual de las copas de los árboles. Todas las instalaciones se alojarán en terrazas con espacios semienterrados y elementos bidireccionales para combinar el sol del sur y las vistas del poniente con el Canigó. 

3. Se han instalado dos solatube (sistema de captación de luz solar) en los baños

Los rayos del sol, y sobre todo sus ultravioletas, depuran el aire, destruyen vida microbiana y regulan el exceso de humedad. Esta luz natural también favorece el buen funcionamiento ocular, sobre todo cuando se alterna entre visión cercana y horizonte.

4. Se trata de un edificio bioclimático-bioconstructivo

En él buscamos una máxima adaptación al clima y a la vegetación, que sea respetuoso con el entorno natural y ejemplificador de una nueva cultura en que prime la sostenibilidad y se cuide el consumo de recursos de nuestro Planeta, resultando un edificio de poco consumo, eficiente energéticamente y que, como prototipo, sirva de experimentación y pedagogía, tanto en la fase de ejecución como en la de uso.

Se orientan la fachada y las aberturas al sur para aprovechar la captación solar y las vistas del Canigó. Es interesante la inercia térmica generada por el entierro de parte de los módulos en el noroeste, por la utilización de las bóvedas catalanas y por el grosor de los muros, así como el efecto invernadero del vestíbulo de entrada, los porches y generosos aleros elaborados con carrizo y vegetación (buganvillas, parras, viña borda, glicina), las cubiertas ajardinadas (sedum y aromáticas medicinales) y las chimeneas solares.

5. Se ha considerado la influencia de los campos electromagnéticos y geomagnéticos

Esto nos puede ayudar a reducir ciertas patologías físicas.

6. Una calefacción sana

Muros y suelos radiantes en la que se realiza un precalentamiento solar del agua.

7. Recogida de las aguas pluviales y depuración de las aguas grises

Las aguas de bañera, cocina, aseos y ducha pasan a formar un circuito de canales, estanques, surtidor y microaspersión con recirculación, para conseguir efectos de enfriamiento adiabático por evaporatranspiración.

8. Utilización de energías renovables

Estufas de biomasa, aerotermia, placas solares con seguidor previsto, 5 colectores, aerogenerador eólico, molino de viento de 400 W.

9. Materiales y tecnologías bioconstructivas

Entre las tecnologías adecuadas a nuestro clima y a los recursos autóctonos, poco consumo de energía, reciclables, buenas prestaciones de transpirabilidad y aislamiento, sin toxicidad de ningún tipo, destacan:

  • Uso de la piedra seca, o adherida sólo con un toque de mortero de cal. La piedra es la extraída de la propia cimentación.
  • Hormigones de tierra estabilizada y tapiales de tierra y mixtos con piedra del lugar. Uso de hormigón visto de cemento blanco o cal NHL 3.5 con tierras de color, y textura del encofrado de caña vista.
  • BTC. Bloque de tierra o escombros, comprimido con prensa hidráulica. En este momento se puede encontrar en el mercado el BTC de Bioterre, que representa uno de los materiales de construcción con menor consumo energético e impacto ambiental. 
  • Aislamiento con corcho natural triturado, de Les Alberes y cáñamo local del Empordà, procesado por una entidad local de reinserción social para inmigrantes (Ecocanem). En este proceso se ha aplicado una técnica novedosa de sacos en forma de espiral para integrar el aislamiento en la cubierta.
  • Formación de las pendientes de la cubierta con mortero de cáñamo.
  • Madera reciclada, paneles OSB ecológicos sin urea-formaldehido y de árboles autóctonos (haya, castaño y roble), en el exterior pino Douglas, Thermowood, suministrado por Fustes Pallars. En el proceso de limpieza del bosque se ha efectuado un corte selectivo y se han guardado troncos para el uso en las vallas.
  • Cubiertas con «volta catalana» autoportantes, realizadas con cemento rápido de la empresa local Collet, y ladrillo macizo de Cerámicas en Quintana. En la supervisión estructural ha colaborado Jaume Serrallonga1
  • Armado de cimentación con caña de bambú local (gran plantación de Bàscara).
  • Pinturas naturales sin disolventes tóxicos (silicatos, aceites naturales y en base a cal).
  • Tuberías de agua con materiales reciclables (polietileno, polipropileno).
  • Minimización de la presencia de metales y de materiales con gran consumo energético en su fabricación.
  • Utilización de aglomerantes como el yeso, la cal y cementos naturales (enlucidos de cal con polvo de mármol, morteros de cal y de tierra).

Los cerramientos interiores se han efectuado con otro material bio novedoso, el Honext, elaborado con fibras de celulosa recicladas en una planta en Vacarisses a partir del aprovechamiento energético del biogás residual. 

Concienciación 

En base a los estudios y certificaciones paralelas al proyecto se podrá valorar la huella ecológica de cada módulo y la que deja el propio usuario en cada visita. Dentro de este marco habrá indicadores de gasto de agua o energía y carteles explicativos de la procedencia de los materiales utilizados en la construcción y de los productos fungibles tales como papel, jabón, productos de limpieza, ambientadores, tejidos, comida, bebidas, etc., que se mostrarán públicamente en paneles destinados a la toma de conciencia del usuario y del personal laboral. En este sentido, en la biblioteca se dispondrá de un amplio abanico de bibliografía.

También se instalarán contadores digitales de emisiones negativas de CO2, y de la energía vertida a la red. Además de indicadores más psicológicos como el Índice de Felicidad utilizado actualmente por las Naciones Unidas, en una filosofía, no sólo de respeto y de baja huella, sino en la voluntad de ser una célula para la regeneración de nuestro planeta.  

Ficha técnica

Ingeniero estructural: Ge
Arquitecto: Gabriel Barbeta i Solà
Arquitecto Técnico: Jaume Borràs
Promotor: Abemer S.L.
Constructor: Albert Montcanut

Ficha de materiales

  • Cáñamo: Honext.
  • Cemento blanco: Cementos Collet.
  • Corcho triturado.
  • Tuberías de PP y PE.
  • Pinturas: silicatos, aceites naturales y en base a cal.
  • Yeso.
  • Cal.
  • Ladrillo macizo.
  • Caña de bambú.
  • Madera: haya, castaño, roble, pino douglas y paneles de OSB.
  • Morteros de cal y polvo de mármol.
  • Morteros de cal y tierra.

Gabi Barbeta es Doctor en Arquitectura, profesor, investigador y director de másteres de Construcción en Tierra, Bioconstrucción Aplicada, y Formación Holística y Transformación Ecosocial en la UdG desde 1996. También director del Postgrado Salud y Armonía del Hábitat del COAC. Docente, tutor de tesis y tribunales en varias Universidades (UPV, UPC, UIC y en el IBN); Fundador de la Agrupación AUS del COAC y de la ONGD ARQS-Arquitectura social y de la Xarxa Ecoarquitectura. Miembro Comité AENOR “Edificación con tierra cruda” y CTE-Tierra. Autor de múltiples proyectos en materiales naturales. Seleccionado en el concurso internacional de Tenerife y en la exposición de arquitectura medioambiental del CSAE; premios Endesa, Ecoviure y BAM 2010 por la escuela Font del Rieral; premio Ecoviure 2012 vivienda semienterrada de BTC.

1.- Jaume Serrallonga, uno de los arquitectos en las obras actuales de la Sagrada Familia, ha tomado como tema de su tesina el estudio de la bóveda que se construye en este proyecto, para los estudios del Máster de Bioconstrucción Aplicada y Ecoarquitectura de la Universidad de Girona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustó este artículo?
¡Apoya a EcoHabitar!


Suscríbete al boletín


 

ANUNCIO
escudos térmicos by Mateu Ortoneda escudos térmicos by Mateu Ortoneda escudos térmicos by Mateu Ortoneda
ANUNCIO

Categorías

Productos de interés

Síguenos

Tu tienda0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0