EcoHabitar

EL PORTAL DE REFERENCIA EN BIOCONSTRUCCIÓN

Elogio a la sociocracia y la facilitación

El pasado fue aprendizaje de lo que ya no queremos, posibilidad de vislumbrar cada vez más cercano amanecer.
Elogio a la sociocracia y la facilitación

Terceros ya no debían seguir gobernando nuestras propias vidas. El tiempo de su dirigismo caducaba ya en el ámbito político, económico, espiritual…

Urgía hacernos con nuestro propio futuro, recuperar el gobierno sobre nuestro presente y mañana. Estábamos saturados de la jerarquía férrea y lejana, de la verticalidad inapelable, de la autoridad firme, tantas veces machista, interesada, incomprensible. Fueron muchas vidas en condición de esclavos, vasallos, proletarios…, sin terminar de asir las riendas de nuestro propio e intransferible destino. Karl Marx sugirió levantarnos, pero no alcanzó a vislumbrar ni cómo, ni hacia dónde. También desconocía nuestra condición de almas, nuestra esencia trascendente. Una nueva era urgía de unas nuevas estructuras cada vez más participativas. Felizmente ya están ya brotando, lo que es mejor se están ya implementando de una forma eficaz en los más diversos ámbitos de la vida humana. 

El creciente colaborar y compartir al que hoy felizmente asistimos, era de la Vida siempre evolucionante. El nombre en realidad es lo de menos, toda aquella forma de organizarse participativa, ordenada, amable, ilusionada, todo el pujar creativo, ilusionante que poco a poco vaya prescindiendo de las estructuras de “ordeno y mando” forman parte del superior destino humano. 

Reunirnos en un círculo comprensivo, respetuoso, del que emanan importantes decisiones para el colectivo, implica ya una enorme carga de progreso. Todo aquello que dota de un creciente y amable poder a la colectividad forma parte de nuestra afronta evolutiva.

De repente desembarcaron en nuestros espacios y proyectos la Sociocracia y las técnicas de facilitación de grupo; de repente la minoría también nos enriquecía, la decisión última no implicaba batalla, sino consenso (por más que se retrasara), como el más logrado triunfo compartido. De repente podíamos también ser generosos y “consentir” y así ahorrarnos el caduco y cansino pelear. Lo que antes era puro “masoquismo asambleario” podía devenir florecer colectivo. De aquel alboroto, de aquel continuo pisarse la palabra podía brotar el respeto sagrado por el otro.  

Nos estamos dando aquel imprescindible “hervor”. No en vano nos hemos preocupado de que el “ego” siempre tumultuoso e irreflexivo fuera cediendo. No en vano habíamos operado en nuestro interior la mutación de “seres combatientes”, a “seres sintientes”. De repente, podíamos escucharnos con atención, unirnos sólidamente tras un propósito común. De repente, un espíritu olvidado de conciencia fraterna comenzaba a medrar en nuestro interior y la vida grupal podía ser una hermosa aventura, no un serial de confrontación permanente. 

Estamos por lo tanto persuadidos de que tanto la “Sociocracia” como las modernas técnicas de facilitación, formaban parte de una trama de progreso humano, cuyas implicaciones en los más diferentes ámbitos desconocemos. Las técnicas van llegando conforme la conciencia se va desarrollando. La estructura piramidal ya no nos servía y era preciso crear nuevas estructuras horizontales que consagraran la comunión, el empoderamiento del círculo. La “Sociocracia” y la Facilitación brotan de los movimientos alternativos y sin embargo, más allá incluso de esa órbita, será imprescindible tomar cumplida nota. Como en tantos otros aspectos iban por delante.

Hasta ahora ha sido el caos asambleario y sin embargo del hastío de ese caos comienza a emanar el orden, incluso a veces la ceremonia. Ha sido necesario hartarnos de la asamblea para dar vida a algo más orgánico, amoroso, eficaz y participativo. El nivel de conciencia ya alcanzado por la delantera humana permite este siguiente paso. 

De repente podíamos encender una vela, poner una flor en medio, hacer preliminar silencio y escucharnos con supremo respeto y consideración. De repente podíamos inaugurar juntos y juntas una nueva era de compartir y colaborar sobre esta Tierra bendita. Seguimos unidos en esta apasionante aventura humana…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustó este artículo?
¡Apoya a EcoHabitar!


Suscríbete al boletín


 

ANUNCIO
escudos térmicos by Mateu Ortoneda escudos térmicos by Mateu Ortoneda escudos térmicos by Mateu Ortoneda
ANUNCIO

Categorías

Síguenos

Tu tienda0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0