EcoHabitar

EL PORTAL DE REFERENCIA EN BIOCONSTRUCCIÓN

¿Que son los compuestos orgánicos volátiles (COVs)?

En unas conferencias en Galicia oí hablar por primera vez de un tipo de contaminantes que se encuentran en los ambientes interiores, llamados COVs. ¿Me puedes explicar un poco más por qué están presentes en el ambiente interior, cómo se producen y qué efectos tienen sobre la salud? Me interesa mucho este tema y no sé bien dónde encontrar información. Luz, Lugo

Los compuestos orgánicos volátiles (COVs) agrupan a una gran cantidad de sustancias químicas. Su característica es que se convierten fácilmente en vapores o gases, quedando en suspensión en el ambiente. Muchos COVs son peligrosos contaminantes del aire, contribuyendo a la formación de la contaminación en las ciudades (smog). En los ambientes interiores están muy presentes, junto con otros compuestos que no son tan volátiles y se depositan en el polvo (compuestos orgánicos semi persistentes o persistentes). Estos otros agentes tienen otras implicaciones, así que nos centraremos en tu consulta sobre COVs. 

En el sector de la construcción son liberados por disolventes de pinturas y lacas, espumas, plásticos, aromatizantes del aire, aislamientos, melaminas, conglomerantes, siliconas, hidrofugantes, masillas, productos de lavado en seco…  Se producen también en las combustiones de gasolina, madera, carbón o gas natural. Algunos de los COVs más presentes son el formaldehído, el benceno, tolueno, acetona y percloroetileno.

Se evaporan en el aire

Los COVs se evaporan en el aire, así que la vía de acceso principal es a través del sistema respiratorio, pero también puede ser a través de piel, ojos o ingestión. Su afectación a la salud depende de la concentración ambiental y el tiempo de exposición (dosis), así como de las características de cada COV particular. A través de la respiración llegan al organismo humano, depositándose en diversos tejidos. Pueden producir desde sequedad e irritación de ojos y garganta y nariz, dolores de cabeza, reacciones alérgicas o mareos, en exposiciones prolongadas o intensas pueden llegar a alterar el sistema nervioso central. Algunos COVs, como el benceno o el formaldehído, están declarados como agentes cancerígenos de categoría 1A y 1B según la IARC, respectivamente.


Te puede interesar: Calidad del aire interior: haciendo visible lo invisible


Las normas

El RITE exige el cumplimiento de la UNE 171330 en instalaciones de más de 70kW y como parámetro complementario a medir en esta normativa, los COVs se definen con un límite de confort de <200μg/m3, y un valor límite de <3000μg/m3. También limita de manera específica el formaldehído, con un criterio de confort de 0,12 mg/m3 y un valor límite de 0,3mg/m3. La directiva 2004/42 / CE en el anexo II define el límite de COVs de diferentes pinturas y barnices en la unidad g/l, pero se debe considerar el sumatorio de todo el conjunto del ambiente interior en g/m3, como viene haciendo la normativa eurofins francesa que limita y etiqueta las emisiones de COVs. 

La norma SBM-2015 del Instituto Alemán de Bioconstrucción, define unos límites de formaldehido fuertemente significativos a partir de los 50 µg/m3, y en general de COVs en 100µg/m3, considerándose excluidas las sustancias contaminantes conocidas como el benceno, naftalinas, cresoles o estirenos.

Más info: https://risctox.istas.net/index.asp?idpagina=621


Artículo publicado en la revista Ecohabitar nº 62 en verano 2019. Puedes adquirir un ejemplar en papel aquí.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustó este artículo?
¡Apoya a EcoHabitar!


Suscríbete al boletín


 

ANUNCIO
escudos térmicos by Mateu Ortoneda escudos térmicos by Mateu Ortoneda escudos térmicos by Mateu Ortoneda
ANUNCIO

Categorías

Síguenos

Tu tienda0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0