EcoHabitar

EL PORTAL DE REFERENCIA EN BIOCONSTRUCCIÓN

Reflejar la energía embebida en bienes y servicios importados de países empobrecidos

En el actual contexto de la globalización, la deslocalización de la producción industrial desde los países enriquecidos a los empobrecidos tiene un efecto cada vez mayor sobre los balances energéticos nacionales.

Por: Ortzi Akizu-Gardoki
La métrica estándar actual “Suministro Total de Energía Primaria” de un país no tiene en cuenta la energía embebida (la necesaria de un producto para ser producida) en los bienes y servicios importados de otros países. Esto lleva al perverso resultado de que un país parece ser más sostenible cuanto más deslocaliza sus industrias intensivas en energía a otros países.

Ha sido el resultado del trabajo del grupo de investigación de Ekopol, el objetivo ha sido estandarizar la cuantificación de la deuda energética oculta

Los científicos han abordado esta problemática de cómputo sugiriendo el uso de la “Huella Energética Primaria Total” como una métrica adicional, pero no ha habido una propuesta clara presentada a los gobiernos o instituciones internacionales sobre cómo adoptar oficialmente la Contabilidad Basada en el Consumo en el campo de la energía. El estudio establece que reconocer la existencia de flujos de energía ocultos, es indispensable a la hora de formular nuevas políticas energéticas nacionales e internacionales para la transición hacia sistemas energéticos más sostenibles social y ambientalmente. En este estudio se ha calculado de forma estandarizada el Hidden Energy Flow de 44 países, con cinco bases de datos internacionales para el último año disponible 2011.

El indicador de flujo

El indicador propuesto proporciona un porcentaje que se sumará o restará del valor total de la energía primaria utilizada de un país (dato proporcionado por la Agencia Internacional de Energía), para obtener su requerimiento energético real basado en el consumo. Este estudio demuestra que, de los 44 países analizados, los diez países más desarrollados demandan en promedio un 18,5% más de energía que la medida por la Agencia Internacional de Energía; los 24 países de desarrollo medio demandan un 12,4% más y los diez países menos desarrollados demandan un 1,6% menos. Esto significa que la mayoría de los países desarrollados y de desarrollo medio desplazan su consumo indirecto de energía hacia los países menos desarrollados. Además, esta investigación respalda la evidencia de que el consumo directo de energía en los hogares es menos relevante que la energía incorporada en los bienes y servicios adquiridos por los hogares, alcanzando, por ejemplo, el 59,1% en el caso de Suiza.

Este indicador resultará de apoyo para científicos, legisladores y ciudadanos a la hora de enfocar las acciones de transición energética hacia la realización de los cambios necesarios de consumo y producción de energía de la manera más efectiva, mejorando la justicia energética y la democracia energética.

Ha sido el resultado del trabajo del grupo de investigación de Ekopol, el objetivo ha sido estandarizar la cuantificación de la deuda energética oculta. https://ekopol.eus/

El estudio se puede descargar hasta el 25 de octubre de forma gratuita desde la revista internacional Journal of Cleaner Production (en adelante se podrá disponer contactando las universidades): https://doi.org/10.1016/j.jclepro.2020.123827

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustó este artículo?
¡Apoya a EcoHabitar!


Suscríbete al boletín


 

ANUNCIO
escudos térmicos by Mateu Ortoneda escudos térmicos by Mateu Ortoneda escudos térmicos by Mateu Ortoneda
ANUNCIO

Categorías

Productos de interés

Síguenos

Tu tienda0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0